Las causas y consecuencias de una rotura fibrilar

Las causas y consecuencias de una rotura fibrilar

Muchos de las lesiones de los pacientes que acuden a nuestro centro de fisioterapia y osteopatía en Hortaleza  se han originado en el error de practicar un deporte sin haber calentado previamente la musculatura. Una de las lesiones más frecuentes son las roturas fibrilares. Tienen el inconveniente de que el paciente muchas veces ni se da cuenta de que se ha producido porque, tras un dolor intenso en el momento inicial, puede seguir moviéndose aunque con algunas molestias, pasados unos instantes. Sin embargo, en otro tipo de lesiones como esguinces, fracturas o roturas tendinosas, el paciente queda completamente paralizado por el dolor.

Es muy importante que, si practicas algún deporte, conozcas cuáles son los síntomas de una rotura fibrilar para acudir a un centro de fisioterapia y osteopatía en Hortaleza al primer síntoma y evitar que la lesión se agrave. La sensación cuando se produce este tipo de lesiones suelen ser siempre las mismas. El paciente siente un dolor súbito, como si recibiera un golpe seco o una pedrada, que será mayor o menor en función de la gravedad de la rotura. A continuación se siente una punzada aguda en la zona lesionada.

Este tipo de roturas tienen diferentes grados, mientras que las de clase I únicamente producen leves molestias, las de grado II y III te obligan a parar la actividad, la zona se hincha e, incluso, puede amoratarse la parte lesionada. Sea cuál sea el tipo de molestias o dolor que tengas, no lo dudes y acude a Ansón Manuel. Nuestro equipo se encargará de ponerte el tratamiento más adecuado para que tu recuperación sea lo más rápida posible.